lunes, 6 de febrero de 2017

EL CRACK BRASILEÑO CONVULSIONÓ SUCRE HACE CINCO AÑOS “Dinho” en la Capital


EL DATO

SU CARRERA

Ronaldinho paseó su fútbol por grandes clubes como PSG, Barcelona y Milan, entre otros. Fue campeón mundial, de la Champions League y de la Copa Libertadores.

Pasó siete noches en Sucre y aunque no pudo derrochar toda su magia, en una llenó el estadio Patria para el deleite de miles de aficionados. Sólo Ronaldinho, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, convulsionó la Capital hace cinco años.

El mejor futbolista del mundo en 2005, en ese entonces integrante del Flamengo, llegó junto con su equipo con el objetivo de aclimatarse a la altura, una semana antes de visitar a Real Potosí, por la fase previa de la Copa Libertadores 2012.

La concentración en Sucre no impidió que el cuadro rubronegro perdiera por un ajustado 2-1, sin embargo, luego revirtió la llave como local y accedió a la fase de grupos.

Más allá del resultado, la experiencia de ver a Ronaldinho en la Capital aún queda en la retina de propios y extraños.

El gran despliegue de seguridad fue el claro reflejo del hermetismo de la llegada del crack brasileño, sin embargo, los hinchas hicieron hasta lo imposible para intentar un saludo o por lo menos, ver cómo acariciaba el balón.

El 17 de enero de 2012 llegó. El aeropuerto Juana Azurduy colapsó por la gran cantidad de aficionados de todas las edades, desde los niños de la filial de Flamengo en Sucre hasta el trabajador con mayor edad de la terminal aérea.

Con un sombrero cubría sus crespos cabellos, unas gafas oscuras que ocultaban sus sensaciones y sus audífonos en su cuello, “Dinho” descendió del avión, rodeado por hombres de seguridad. Pocos lograron divisar su inconfundible sonrisa.

Los aficionados no se dieron por vencidos, muchos persiguieron el bus que trasladaba al equipo brasileño hasta su hotel de concentración, donde también esperaban fanáticos algunos con su camiseta, otros con carteles y todos vitoreando su nombre.

Traspasar las paredes del estadio, soportar gases lacrimógenos, correr tras un bus y esperar horas en los lugares de entrenamiento fueron algunas de las barreras que se debía saltar para ver a Ronaldinho.

A la primera práctica en el estadio Patria asistieron centenares de fanáticos que aplaudían cada vez que el balón de oro de 2005 acariciaba la pelota. Su sonrisa apareció tras ese entrenamiento, precisamente cuando le regalaron un poncho tarabuqueño.

La expectativa fue enorme a tal punto que la dirigencia de Universitario y Flamengo acordaron jugar un partido amistoso, el 20 de enero. No fue un viernes cualquiera, fue un viernes en el que no cabía ni un alfiler en el estadio Patria.

Fue la noche inolvidable para miles de aficionados, que vieron en cancha al astro brasileño. Cuando tocaba el balón o se acercaba a la esquina para levantar un centro, la ovación bajaba de las gradas. Ronaldinho disfrutó y la afición del fútbol vibró con su presencia.

HECHOS DESTACADOS

Soportaron gasificaciones

Ante la aglomeración en la salida del estadio Patria, donde el “Fla” había entrenado en su primer día, la Policía tuvo que intervenir con gases lacrimógenos para dispersar a la gente. Más de uno aguantó para ver a Ronaldinho.

Con un poncho tarabuqueño

Tras la primera práctica en suelo capitalino, Ronaldinho recibió un poncho tarabuqueño. Sin problemas se lo colocó y agradeció el gesto de la Gobernación Departamental. Después, saludó a los centenares de hinchas en el estadio Patria.

No estuvo ajeno a los problemas

Para Ronaldinho no todo fue perfecto en su estadía en Sucre, debido a que el Flamengo venía arrastrando problemas económicos. Para colmo de males, en el segundo día, el jugador sufrió una infección estomacal. Con la altura no tuvo inconvenientes.

Hasta llegó el presidente

El presidente Evo Morales entregó la Medalla al Mérito Deportivo al crack brasileño en el hotel de concentración del Flamengo. “Gracias por el cariño de a la gente, la hospitalidad de todos, esto me motiva a continuar trabajando”, dijo el futbolista.

Beneficios para todos

El amistoso no sólo sirvió para mantener en ritmo a Flamengo y Universitario, sino también benefició al hogar de niños Tata San Juan de Dios con víveres, que fueron los boletos de ingreso al partido.

En Potosí, mandó el equipo lila

El “Fla”, junto con Ronaldinho, no pudo ante Real Potosí y cayó por 2-1 en la ida, sin embargo, en la vuelta ganó 2-0 en Río de Janeiro y clasificó a la fase de grupos, en la que quedó eliminado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada